Mi habitación: la estancia más importante de la casa

Más allá de sus dimensiones, una habitación destinada al descanso, debe contar con el equipamiento apropiado para brindarnos todo el confort posible…

Es común que las habitaciones de parejas tengan lo que usualmente se llaman camas dobles, es decir, 1.40; 1.60 m; o la King de dos metros; aunque los adultos solteros o separados y los jovencitos mayores hoy por hoy optan por camas de 1.20 o 1.40 m. Más allá de sus dimensiones, una habitación destinada al descanso, debe contar con el equipamiento apropiado para brindarnos todo el confort posible.

Los cabeceros que actualmente están usándose integran la luz led, sonido y algunos hasta sistemas de masajes. O simplemente sencillos que den fondo a la habitación. Los nocheros o mesitas de noche, tan útiles, una a cada lado de la cama, en colores hoy por hoy muy coordinados, con madera natural y blanco, o blanco y gris. En espacios pequeños son reemplazados los nocheros por bases o plataformas empotradas al muro o al espaldar de la cama.

Para quienes gustan del romanticismo y el espacio se los permite, las cómodas volvieron para guardar los objetos más necesarios, como la ropa interior, los libros y los recuerdos.

Las cortinas no pueden faltar, deben ser enrollables en black out preferiblemente motorizadas, integrando la tecnología a la comodidad; quienes quieren darle un realce decorativo a continuación colocan una sheer elegance, un panel o simplemente un velo de cortina sutil.

No olvidar que un buen colchón es el encargado de producir las buenas noches, almohadas y cojines lo acompañan, logrando comodidad y calidez.

Pin It on Pinterest

Share This